simelsa

Calviño señala a las renovables como solución a medio plazo para obtener la energía "más limpia y más barata posible"

Calviño señala a las renovables como solución a medio plazo para obtener la energía "más limpia y más barata posible"

Calviño señala a las renovables como solución a medio plazo para obtener la energía "más limpia y más barata posible"

Calviño señala a las renovables como solución a medio plazo para obtener la energía "más limpia y más barata posible"

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, declaró el pasado jueves 9 de septiembre que el objetivo del Gobierno a medio y largo plazo es "tener cuanto antes la energía más limpia y más barata posible” y apuesta así por las energías renovables solar, eólica a hidráulica, que no solo contaminan infinitamente menos, sino que mejora la situación de nuestros bolsillos. 

Esta ha sido su contestación en rueda de prensa al ser preguntada por las consecutivas subidas de la luz y las medidas que el Gobierno pretende tomar al respecto. La ministra contesta desde la Comunitat Valenciana, donde acudió a su cita con el ‘president’ de la Generalitat Valenciana Ximo Puig. 

La dirigente ha afirmado que la instalación y explotación de las energías limpias en nuestro país va a contribuir a “bajar el importe y la dependencia de fuentes que se basan en CO2 de petróleo y gas”, de los cuales no disponemos a nivel nacional, teniendo que depender de otros estados.

Calviño quiso recalcar que en los últimos tres años España ha dado un gran empujón a las renovables, pero advierte de que esta transformación no se consigue “en un día” aunque “vamos avanzando bien”. No obstante, actualmente se ha producido un “fenómeno de aceleración en el mercado mayorista”, según sus palabras, que ha causado que el importe del gas a nivel internacional se dispare, al igual que los costes de emisión de CO2 en Europa, los cuales también alcanzan valores muy altos. 

Esta es la raíz que ha motivado al ejecutivo a crear un ‘plan de choque’ para “actuar de forma eficaz en el corto plazo, pero sin perder de vista el medio plazo”. El objetivo de esta hoja de ruta será equiparar los precios de la electricidad con aquellos que se daban durante el pasado 2018 para final de año, según prometió el presidente Pedro Sánchez hace algunas semanas. 

Sin embargo, la ministra también aprovechó para reafirmar que esta problemática no solo afecta a España sino a muchos países de su entorno que se han visto igualmente afectados por la subida del precio del gas. Asegura que “aunque el precio ha aumentado mucho este año, es verdad que el año pasado estaba bajísimo”. 

De cualquier modo, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha querido mandar el mensaje de que el Gobierno está utilizando “todos los instrumentos disponibles para tratar de amortiguar el impacto sobre la factura de los ciudadanos”. 

Esta comparecencia se producía días antes del anuncio por parte del ejecutivo de un paquete de medidas para bajar el precio de la factura de la luz al ciudadano. Estas soluciones incluyen: una bajada del 5,1% al 0,5% del Impuesto Esencial a la Energía Eléctrica, una prórroga hasta el fin de 2021 de la suspensión del Impuesto a la Generación Eléctrica y una reducción del IVA, que ya lleva semanas vigente, del 21% al 10%.  

Según Calviño, estas medidas serían completamente eficaces en el corto plazo y “coherentes con el medio plazo”, pues “una bajada de impuestos no significa que desaparezca el coste, sino que se paga de otra manera”.