simelsa

El 39% de la potencia energética instalada en 2020 fue solar fotovoltaica

El 39% de la potencia energética instalada en 2020 fue solar fotovoltaica

El 39% de la potencia energética instalada en 2020 fue solar fotovoltaica

El 39% de la potencia energética instalada en 2020 fue solar fotovoltaica

El pasado 23 de julio llegó a su fin The smarter E Industry Days, un acontecimiento digital dedicado a el sector energético mundial en transformación. En este evento se ha publicado además el informe Global Market Outlook for Solar Power 2021-2025 de Solar power Europa. Es este documento se plasma la situación general de los últimos avances en la energía y los mercados internacionales, en los cuales la energía solar fotovoltaica continúa creciendo exponencialmente, a pesar de que los combustibles fósiles sigan siendo responsables de la generación de un 70% de la energía mundial. 

La energía solar es la estrella emergente de Europa y muchas otras zonas del mundo, gracias a la innovación, el crecimiento de la demanda por la conciencia climática y el decrecimiento de sus costes frente al incremento del petróleo, el gas y el carbón. En 2020, un año marcado por una situación mundial de emergencia sanitaria, se instalaron 138,2 GW de potencia fotovoltaica, un aumento del 18% frente al ejercicio anterior y un récord anual. Con la suma de esta cifra, la potencia en todo el mundo llega a los 773,2 GW. El 39% de la potencia instalada en 2020 de entre todas las fuentes de energía pertenece a la solar fotovoltaica. Esto es más de una central de cada tres.

Países con gigavatios instalados 

A la cabeza el pasado 2020 se encuentra China, impulsando su apuesta por lo solar en un 60%, hasta 48 GW, doblando el crecimiento del segundo país en la lista, Estados Unidos. Este llamado “club de los gigavatios” está formado por 18 países en 2020, pero se pronostica que para 2023 sean 29. La sorpresa el pasado año la dio Vietnam, convirtiéndose en el tercer mercado solar del mundo. Esto es debido a la escala de los servicios públicos y la creación de un gran mercado en tejados. 

Paneles más caros

Ya en 2021, el informe recoge el aumento de los costes para los fabricantes. Esto se debe a un aumento del precio del silicio al igual que los materiales de encapsulación y el aluminio. Otros materiales como la plata, el acero o el cobre también se han encarecido en este inicio de año. Aunque no se espera que la escasez de silicio se resuelva este año, se prevé que los módulos no continúen subiendo mucho más, de lo contrario, no se dejará de crecer, sino que se retrasarían proyectos hasta que vuelvan a ser económicamente viables.

Según el informe, el sector continuaría creciendo a buen ritmo hasta por lo menos 2025. Algo que reseña la resistencia del sector y su importancia de cara a su expansión mundial, sobre todo en zonas como el África Subsahariana una región con la tasa de acceso a la energía más baja del mundo. En la región hay varios mercados off-grid ya establecidos, como Kenia, Sudáfrica y Tanzania y en otras naciones también se ha incluido la integración de la energía solar sin conexión a la red en las estrategias nacionales de electrificación.

El balance general es positivo, sabiendo que la energía solar sigue proporcionando mayores cifras de instalación cada año, teniendo en cuenta que todavía el 70% de la energía global sigue proviniendo de energías contaminantes no renovables y que las emisiones mundiales de dióxido de carbono van a registrar este año su segundo mayor aumento de la historia. Lo importante actualmente es que la energía solar necesita más apoyo por parte de las Administraciones. "Sólo una mayor ambición y unos marcos políticos adecuados permitirán al sector acelerar el despliegue para aprovechar todo el potencial de la energía solar y cumplir el objetivo del Acuerdo de París", concluyen los autores del informe.