simelsa

El Gobierno subvenciona en Extremadura siete proyectos de energías renovables innovadoras con más de 10,3 millones de euros

El Gobierno subvenciona en Extremadura siete proyectos de energías renovables innovadoras con más de 10,3 millones de euros

El  Gobierno subvenciona en Extremadura siete proyectos de energías renovables innovadoras con más de 10,3 millones de euros

El Gobierno subvenciona en Extremadura siete proyectos de energías renovables innovadoras con más de 10,3 millones de euros

En todo el territorio español, el Gobierno ha seleccionado 79 proyectos relacionados con las energías renovables innovadoras en sectores productivos con el fin de que se beneficien de más de 76 millones de euros. La culminación de estos proyectos requerirá de una inyección de 162 millones de euros para infraestructuras ubicadas en las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja.  

De acuerdo con un comunicado emitido por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, estas obras abarcarán desde la obtención de combustible sintético a través de hidrógeno verde hasta la climatización de invernaderos con energía geotérmica. Entre todos, alcanzarán una potencia instalada de 418 MW. 

Esta información viene recogida en forma de ocho resoluciones provisionales del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) en relación a las ‘Líneas de ayudas a la inversión en renovables. Térmicas y eléctricas cofinanciadas con Fondos de la Unión Europea’. Este documento está gestionado por la propia organización y enmarcado en consonancia con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). 

Las ocho resoluciones mencionadas anteriormente son las pioneras de 27 convocatorias del IDAE con derecho a estas ayudas. Las subvenciones alcanzan los 316 millones de euros y están destinadas a las comunidades autónomas que han colaborado en su diseño y evaluación de proyectos. 

Proyectos de seis comunidades autónomas 

Dentro de los 79 proyectos mencionados anteriormente, un mayor número, 41, se llevarán a cabo en Andalucía con una subvención de 56 millones de euros y una potencia de 337 MW. La siguiente en número de proyectos es el Principado de Asturias con un total de 17 obras, 4,4 millones de euros y 8MW. En Castilla-La Mancha hay siete iniciativas, 5 millones de euros de ayuda y una potencia de 46,5 MW. Extremadura cuenta con siete proyectos, una subvención de 10,3 millones y 24 MW instalados. En último lugar tenemos medio millón de euros para Cantabria para seis iniciativas de 2MW en conjunto y La Rioja con 1 proyecto de 52.000 euros y 0,15 MW. 

El foco puesto en la innovación 

En la elección de las iniciativas a subvencionar, ha primado el uso de tecnologías y soluciones innovadoras que asistan en la descarbonización de distintos sectores productivos, según ha afirmado la Ministra al frente Teresa Ribera. Otros elementos tomados en consideración son las externalidades positivas asociadas, como la cohesión social y económica que genera el empleo, el desarrollo rural y la batalla contra la despoblación. 

Dentro de las iniciativas en Extremadura destaca la producción de hidrógeno verde a partir de generación renovable. Este método se usará para transformar una antigua planta de biodiesel en Valdetorres, (Badajoz) en una que produzca combustibles sintéticos. Es un plan original e innovador en Europa que necesitará de una potencia fotovoltaica de 4,5 MW y de electrólisis de 1,25 MW. Su principal atractivo radica en que el hidrógeno preciso para la generación de estos nuevos combustibles provendrá de la electrólisis a partir de una instalación fotovoltaica. Además, la energía sobrante del proceso se destinará al resto de los consumos eléctricos de la planta. 

En la comunidad andaluza se crearán instalaciones solares de concentración para procesos industriales como la producción de cerveza en Sevilla, de aceitunas en Córdoba o el funcionamiento de lavanderías en Almería, Cádiz o Huelva. Las calderas de gas natural utilizadas hasta ahora se reemplazarán por instalaciones solares térmicas que generarán de forma limpia el vapor necesario para estos procesos. También se debe destacar la construcción de una planta geotérmica para la climatización de invernaderos en Níjar (Almería). 

Por otro lado, en Castilla-La Mancha los proyectos seleccionados serán una pieza para la transformación de industrias importantes en la economía local como la cárnica o la láctea a través de la puesta en marcha de instalaciones de energía solar térmica de concentración en fábricas de quesos artesanos de Villamayor de Santiago (Cuenca) y Tembleque (Toledo). 

También es destacable la creación o ampliación de infraestructuras para redes de calor de biomasa 100% renovable, tanto para proveer energía térmica para calefacción y agua caliente a edificios en Guadalajara y Cuenca, como para su uso en el secado de lodos en una planta de tratamiento de residuos de Albarreal de Tajo (Toledo).  

En definitiva, estas ayudas a proyectos renovables son un pequeño paso más de nuestro país hacia la transformación energética para alcanzar los objetivos mundiales y europeos de neutralizar las emisiones de CO2.