simelsa

Extremadura cuenta con 16,7 millones en ayudas para la potenciación de las energías renovables

Extremadura cuenta con 16,7 millones en ayudas para la potenciación de las energías renovables

Extremadura cuenta con 16,7 millones en ayudas para la potenciación de las energías renovables

Extremadura cuenta con 16,7 millones en ayudas para la potenciación de las energías renovables

12 millones de euros se destinarán a la subvención de proyectos fotovoltaicos y  4,7 millones al impulso de la generación de energía térmica.

Extremadura ya conoce con detalle los importes de las ayudas que le corresponden dentro del paquete de impulso a las energías renovables que aprobó el Gobierno entre los pasados meses de agosto y septiembre. En total, está previsto que se inviertan cerca de 440 millones de euros en contribuciones para proyectos que potencien la reactivación económica en el actual contexto de crisis, de los cuales 316 millones corresponden al primer grupo de medidas.

De esta cantidad, 181 millones de euros se destinarán a siete Comunidades Autónomas (Andalucía, Principado de Asturias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid y Murcia); y está previsto que permitan generar una inversión privada adicional de otros 551 millones. De esta forma, se espera que las medidas sirvan como estímulo para el empleo local, muy afectado durante los últimos meses por los estragos de la pandemia de COVID-19. 

En el caso extremeño, el Consejo de Administración del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha destinado un total de 16,7 millones de euros provenientes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Una cantidad que, tal y como ha indicado el Boletín Oficial del Estado (BOE), financiará la convocatoria de ayudas dirigidas a “personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, empresas de servicios energéticos y comunidades de energías renovables o comunidades energéticas”. 

La generación eléctrica a partir de fuentes renovables, la más beneficiada 

El sector local más reforzado por este paquete concreto de medidas será el de la energía eléctrica producida a partir de fuentes renovables, ya que se han asignado un total de 12 millones de euros para el desarrollo de proyectos fotovoltaicos. Esto incluye funciones de almacenamiento o de autoconsumo, por lo que también se financiará la instalación de estaciones de punto de recarga para vehículos eléctricos, el aprovechamiento de biogás agroindustrial o industrial y los proyectos fotovoltaicos que incluyan la generación-almacenamiento de hidrógeno.  

El plazo para su solicitación dio comienzo el pasado lunes 28 de septiembre y se extenderá hasta el próximo 14 de diciembre. Y la concesión de la ayuda se otorgará por concurrencia competitiva, con un límite de 15 millones por empresa y proyecto. Así, según ha explicado el Director General de Industria, Energía y Minas de Extremadura, Samuel Ruiz, la determinación del nivel de intensidad de las ayudas se valorará en función de la implantación de los proyectos en aspectos claves para la región, “como el sector agrícola, el industrial, la creación de empleo o su carácter innovador”. 

Refuerzo para los proyectos fotovoltaicos y de autoconsumo eléctrico 

Con estas medidas, está previsto que la Comunidad extremeña pueda seguir apostando por la energía fotovoltaica. No en vano, la región cuenta actualmente en cartera con 192 proyectos fotovoltaicos aprobados que suponen 9.000 MW; entre los que se encuentran la mayor planta de Europa de estas características, la Francisco Pizarro, que tendrá la capacidad de producir 590 MW; así como las de Talayuela Solar y Talasol, cada una de ellas de 300 MW de potencia. 

E igualmente se podrá impulsar el autoconsumo eléctrico en la región, porque según datos aportados por la Consejera de Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura, Olga García, en lo que llevamos de 2020 se ha pasado de contar con 174 instalaciones con 2.378 KW de potencia instalada (finales de 2019) y a las 376 instalaciones actuales con una capacidad de generar 7.319 KW. Un crecimiento que, en gran medida, se ha hecho patente en pequeñas instalaciones y dentro del ámbito privado.  

La energía térmica también recibirá sus propias ayudas 

Los restantes 4,7 millones proporcionados por las ayudas se destinarán a los proyectos de generación de energía térmica mediante fuentes renovables. En concreto, estas están pensadas para aquellas medidas que promuevan la creación de instalaciones para la producción de gases renovables, aerotermia, bombas de calor o sistemas de energía solar de concentración para la aportación de calor a procesos industriales. 

Las características de estas ayudas serán las mismas que en el caso de los paquetes pensados para los proyectos fotovoltaicos; y se enmarcan igualmente en las medidas promovidas por el IDAE para fortalecer la producción de energía térmica renovable a lo largo del país. Y es que, en este caso, el objetivo pasa por incentivar la implementación de tecnologías verdes en la citada generación de energía térmica en entornos industriales y residenciales, ya que el empleo de fuentes no renovables conlleva la emisión de grandes cantidades de CO2 a la atmósfera.