simelsa

Extremadura, la región en la que la producción de electricidad cuadriplica la demanda

Extremadura, la región en la que la producción de electricidad cuadriplica la demanda

Extremadura, la región en la que la producción de electricidad cuadriplica la demanda

Extremadura, la región en la que la producción de electricidad cuadriplica la demanda

La región ocupa el segundo puesto a nivel nacional en producción de energía eléctrica por generación termosolar, el tercero en fotovoltaica y el sexto en hidráulica. 

Durante el pasado año, la producción de energía eléctrica se incrementó en Extremadura en un 0,23%, respecto a la registrada en el 2018, por lo que se generaron más de 20.000 gigavatios hora en 2019. Sin embargo, la demanda de electricidad en la región refleja, tras cinco años de subida ininterrumpida, una caída del 2, 2% hasta plantarse en los susodichos 4.959 gigavatios hora. Esta disminución se produce en paralelo al retroceso nacional, que fue del 1, 6%. El balance eléctrico en Extremadura sigue siendo positivo: la producción supera ampliamente la demanda en un 424%.  

Motivos del descenso de la demanda 

La consejera extremeña para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, presentó el pasado mes de mayo el Balance Eléctrico de Extremadura, correspondiente al año 2019. En este balance, adjudica la responsabilidad de la caída de la demanda a varios factores: “ha influido la progresiva puesta en marcha de medidas de ahorro y eficiencia energética”, así como el menor consumo eléctrico derivado de una actividad productiva menos intensiva en energía que en otros ejercicios anteriores, y un “cambio de paradigma”, traducido en una baja correlación entre la actividad del PIB y una demanda de electricidad.  

No obstante, el valor absoluto de la demanda de electricidad (los 4.959 GWh) es el cuarto más alto de los últimos diez años y, en términos de demanda per cápita-matizan además desde el Ejecutivo-, el dato es de 4,64 megavatios hora por habitante, “el tercero más alto de la serie histórica”

Además de ello, la consejera también detalló que casi las tres cuartas partes de la electricidad consumida se concentra en cuatro sectores. El principal consumidor es el sector residencial doméstico con el 37,57%.  A continuación, a mucha distancia, encontramos el sector de la siderurgia y fundición, con un 13,34%; y, después, comercio y servicios privados (12,21%) y administraciones públicas (10, 78%). 

Generación de energía no renovable y renovable  

En Extremadura, casi la totalidad de generación de no renovable es energía nuclear. Los dos reactores de Almaraz produjeron el año pasado hasta 16.315 GWh, un 4, 02% más que en 2018. En total esta central nuclear produjo el 74 % de la electricidad que salió de Extremadura en2019 (buena parte de la cual fue exportada a Portugal y al resto del estado español). Mientras, las fuentes limpias de energía generaron 4.715 gigas del total de 21.030 GWh.  

En 2019, cayó a la mitad la producción hidroeléctrica, ya que según recordó Olga García, “2019 fue un año muy cálido, la AEMET lo calificó de muy seco y con precipitaciones escasas, un 24% inferiores a la media histórica”. “Y la producción de energía hidráulica está sujeta a una gran irregularidad temporal, que con la crisis climática se va a ver aún más acentuada”.  

Por el contrario, creció mucho la producción termosolar (un 25,02%, y eso que no se instaló ni un solo megavatio adicional) y la solar fotovoltaica que se incrementó un 16,85% (la región sí que añadió potencia -683 megavatios nuevos- a su parque FV regional en 2019). Estos incrementos encuentran explicación en que “2019 fue un año buenísimo en la radiación solar”.  En este punto es importante destacar que la electricidad actualmente producida por la tecnología solar (termosolar y fotovoltaica) suponen dos tercios de la demanda regional. 

Además de lo anterior, no podemos dejar de mencionar que por primera vez en el mix energético de Extremadura aparece la producción de energía eléctrica a partir de la tecnología eólica con una generación de 91,4 GW/h procedente del parque de la Sierra del Merengue (Plasencia). 

Potencia instalada 

A día de hoy, el 68,6% de la potencia eléctrica instalada en Extremadura procede de fuentes renovables. Ahora mismo, Extremadura cuenta con 1.247 megas de potencia FV en marcha (un 121% más que el año pasado) y con el mayor campo solar fotovoltaico de Europa: Núñez de Balboa, 500 MW entre Usagre e Hinojosa del Valle. 

Según el Gobierno extremeño, las potencialidades de la región en materia renovable, “es un proceso que va a continuar”, en palabras de la consejera, quien ha asegurado que solo en tecnología solar fotovoltaica se contabilizan en estos momentos 170 proyectos con viabilidad de conectarse a la red, que suman una conexión por valor de casi 8.000 megavatios de potencia, cuatro veces la potencia de Almaraz.