simelsa

La energía renovable, la más barata de 2020

La energía renovable, la más barata de 2020

La energía renovable, la más barata de 2020

La energía renovable, la más barata de 2020

Las energías renovables continúan dibujando su estela y adelantan a los combustibles fósiles como fuente de energía más barata de mundo según un nuevo informe de Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA). Contra todo pronóstico, ha sido la pandemia ocasionada por la Covid-19 la que ha acelerado este hecho.  

En 2020, las energías limpias llegaron a la cifra récord de 200 gigavatios instalados a nivel mundial en medio de una recesión económica que contrajo la demanda de petróleo en un 8,8% y la del cabón en un 5%, según la Agencia Internacional de Energía (IEA). Sin duda el optimismo se está apoderando del sector de las energías renovables. 

Energía limpia y más barata 

Acorde con el organismo mencionado anteriormente, la capacidad mundial de energía verde aumentó un 45% en 2020, la mayor tasa de aumento en más de veinte años. Este panorama no parece haber alcanzado un tope, pues se predice que las grandes ganancias en el sector continuarán batiendo récords durante este año y el próximo 2022. 

De vuelta al informe de IRENA, este aumento está relacionado con la caída de los costes de estas tecnologías, que continúan sucediéndose. El director general del organismo, Francesco La Camera, ha declarado: "Hoy en día, las energías renovables son la forma más barata de energía. Las energías renovables presentan a los países vinculados al carbón con una agenda de eliminación económicamente atractiva que garantiza que satisfagan la creciente demanda de energía, al tiempo que ahorran costes, suman empleos, impulsan el crecimiento y cumplen la ambición climática. Me alienta que cada vez más países opten por impulsar sus economías con energías renovables y sigan el camino de IRENA para alcanzar emisiones netas cero para 2050". 

Las cifras que se han obtenido de la reducción del precio de las renovables así avalan estas afirmaciones: los costes de la energía solar de concentración (CSP) disminuyeron en un 16%, la energía eólica terrestre se redujo en un 13%, la eólica marina en un 9% y por su lado la solar fotovoltaica en un 7%. 

El hecho de que las renovables sean ahora más baratas que los combustibles fósiles abrirá aún más la puerta a que los países comiencen a reemplazar sus fuentes de energía por otras respetuosas con el medioambiente. Además, esto permitirá ahorrar dinero, crear empleo y lo que es más importante, se evitaría la emisión de aproximadamente 3 gigatoneladas de CO2 cada año. Esto supone un 20% de lo necesario para reducir las emisiones acordadas para 2030. 

Los cambios que están en marcha 

A la hora de exportar energía verde, hay países como Noruega, Bután y Francia que lideran esta tendencia muy por encima del resto. Sin ir más lejos, en junio de 2021, culminó la construcción del cable submarino más largo del mundo entre Noruega y Reino Unido. El North Sea Link es un cable de alto voltaje de 1.400 MW que permite a la nación nórdica exportar abundante energía hidroeléctrica a sus vecinos. Otros países que siguen a Noruega son sus vecinos Suecia y Dinamarca según el Foro Económico Mundial.  

Gracias a estos pasos hacia adelante, se ve más cercana el alcance de la neutralidad de carbono de cara a 2050. Sin embargo, esto aún requiere de grandes recortes en el uso de combustibles fósiles y inversión aun mayor en energías renovables. En cualquier caso, año tras año se siguen batiendo récords.